La Guía del Hombre

La Guía del hombre tiene por objeto responder las grandes preguntas que todo hombre debe hacerse: ¿quién soy?; ¿de dónde vengo?; ¿cuál es mi destino?... Parte de cero y para recorrerla solo hace falta razonar y sinceridad.

Principio fundamental

"Si la Iglesia dice negro, yo aunque lo vea blanco, creeré que es negro. Y digo creeré que es negro porque, aunque siga viéndolo blanco, desconfiaré de mi juicio y creeré que estoy equivocado”. Tratándose de cristianos (y, por supuesto, en materia de Cristianismo), este principio debería darse por supuesto pero, desgraciadamente, hoy no es posible hacerlo así.

Semicristianismo

Al lado del cristianismo auténtico ha surgido otro que llamamos también cristianismo pero que, en realidad, tiene poco de él y más bien habría que calificarlo de parodia del cristianismo. Es, quizá, el mayor mal de la Iglesia de hoy y, desgraciadamente, está extendido por todas partes, incluso entre sacerdotes, religiosos y obispos. Este “semicristianismo” es una auténtica herejía que, en la práctica, admite unos dogmas y otros no, inventa sus propios dogmas, y está, insidiosamente, suplantando al cristianismo auténtico.

La santidad basada en los Compromisos del Bautismo

El Bautismo es el primer acto de la vida de cristiano y los compromisos que en él se adquieren deberían marcar su vida, pero (salvo raras excepciones) esos compromisos no influyen gran cosa en la vida de los cristianos, cuando, como decimos, deberían ser lo principal. Se da gran importancia al hecho de estar bautizado o no, pero los compromisos que se adquieren al bautizarse quedan casi en seguida olvidados, si es que llegaron a conocerse.

Dos clases de cristianos
1995 En su despacho en el Wikendal

¿Puede Dios contradecirse? Naturalmente que no, porque si se contradice no es Dios. Sin embargo, en la Biblia, hay una aparente flagrante contradicción. Dios dice en el Génesis:

"Sed fecundos y multiplicaos y henchid la tierra y sometedla" (Génesis 1; 28).

Y en el Evangelio, en el pasaje del Joven Rico, dice:

"Si quieres ser perfecto, anda, vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás un tesoro en los cielos; luego ven, y sígueme" (Mt 19, 16-22).

Es decir:

En el Génesis dice: casaos y dominad la tierra.

En el Evangelio dice: dejadlo todo y abandonad el mundo.

¿Entonces?

Entonces la respuesta se deja en la ambigüedad —con las malísimas consecuencias que son de esperar— o se dan respuestas según el parecer de cada uno, pero la respuesta ha de fundamentarse en la Biblia. La respuesta es que Dios quiere que haya dos clases de cristianos: seglares y monásticos. Ambas clases iguales en lo fundamental (la misma fe, las mismas creencias, la misma aspiración a la santidad, la misma Iglesia...) y muy diferentes en lo accidental, y ambas igualmente queridas por Dios. Pero así como la espiritualidad y el Orden Monástico están ya absolutamente definidos, clasificados...en la Iglesia, en el Orden Seglar está casi todo por hacer.

Teoría del seglar

Por muchos esfuerzos que se han hecho no poseemos aún en la Iglesia una definición convincente del seglar. Y, sin embargo, por pura lógica, sólo los que tengan un concepto y definición claros de él serán capaces, con pleno sentido, de instruir, formar…, seglares. Por la confusión en estas ideas podría decirse que la Iglesia lleva mil quinientos años de retraso en el desarrollo del Orden Seglar. El P. Miguel de Bernabé ha enunciado una teoría convincente del seglar, fundamentada en la Biblia, con definición, características, misión, praxis...que puede paliar esta grave carencia de la Iglesia.

Incorrectas interpretaciones del Evangelio

Ciertos católicos y, desde luego, muchos no católicos, suelen interpretar el Evangelio no como es, sino de forma incorrecta. Algunas de estas incorrectas interpretaciones están tan extendidas que muchos católicos, sinceros (pero mal instruidos) han llegado a tomarlas como correctas. El origen de estas malas interpretaciones está, muchas veces, en la mala práctica de quedarse con una parte del Evangelio olvidando otras.

Evangelio funcional

Con frecuencia se recurre al Evangelio como una fuente de citas, como referencia teológica, como complemento del sermón, para apoyar las propias ideas…, pero el Evangelio no es un conjunto de frases aisladas. Si deseamos conocer el Evangelio para vivirlo, es decir, si deseamos conocer qué piensa Cristo acerca de cualquier cuestión debemos, como es lógico, examinar todo el Evangelio bajo ese aspecto.

Por ejemplo, si invitamos a varias personas a hacer el retrato de un cristiano ¿qué rasgos lo caracterizarían? Probablemente dirían rasgos muy diferentes de los que dice el Evangelio. Lo mismo podríamos decir acerca de cómo es Cristo o de tantas otras cuestiones como se plantean en la praxis cristiana seglar. De ahí la necesidad de conocer el Evangelio funcionalmente.

Cristianismo seglar brillante y del Mundo Ideal
  • Del gozo del vivir.
  • De gente libre.
  • De las dos clases de cristianos.
  • De los tres grandes Compromisos del Bautismo.
  • De Heptalogía y Mundotecnia.
  • De Espiga y de Cruz.
  • De planes grandiosos.
Felicidad
Con un grupo en Chiclana de la Frontera

Este mundo es para sufrir, dice una espiritualidad mal entendida, la recompensa la tendremos en el cielo.

Sí, la recompensa la tendremos en el cielo, pero oigamos lo que dice el Evangelio:

Jesús dijo:

"Yo os aseguro: nadie que haya dejado casa, hermanos, hermanas, madre, padre, hijos o hacienda por mí y por el Evangelio, quedará sin recibir el ciento por uno: ahora al presente, casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y hacienda, con persecuciones; y en el mundo venidero, vida eterna." (Mc 10, 29-30)

Y a lo largo del Antiguo Testamento Dios promete toda clase de bienes a los que sigan sus mandatos. Así, por ejemplo, dice a Abraham:

"Alza tus ojos y mira desde el lugar en donde estás hacia el norte, el mediodía, el oriente y el poniente. Pues bien, toda la tierra que ves te la daré a ti y a tu descendencia por siempre. (…) Levántate, recorre el país a lo largo y a lo ancho, porque a ti te lo he de dar." (Gn 13, 14-17)

Los ejemplos bíblicos que se podrían poner son innumerables. En consecuencia, según la Biblia, Dios quiere que seamos felices aquí, en la tierra y después en el Cielo. También lo dice el sentido común: ¿para qué va a haber hecho Dios tantas cosas bellas y apetecibles, con tanta variedad y abundancia, sino para que las disfrutemos?

Por ello, la felicidad y la forma de conseguirla han de ser una parte importante de la instrucción del cristiano seglar.

El Mensaje Bíblico Mundotécnico (Una revelación oscurecida)
Reunión con colaboradores

En la Biblia hay muchos mensajes y revelaciones. El principal es el de la Redención, por la que Cristo salvó a la Humanidad y le volvió a abrir las puertas del Cielo. Pero hay también, expresado en el Génesis y a lo largo de toda la Biblia, otro mensaje fundamental que explica (supuesto el fin sobrenatural) para qué Dios creó al hombre y al mundo.

“Y los bendijo Dios y les dijo, sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sometedla; dominad en los peces del mar, en las aves del cielo y en todo animal que serpea sobre la tierra" (Génesis 1, 28).

Y, esto, hacer en la tierra un paraíso y una humanidad modelo, es lo que hay que recordar y revitalizar porque, asombrado el hombre con la grandiosidad y sublimidad del mensaje de la Redención, casi se ha olvidado de este otro mensaje, del “mensaje terrestre”, según el cual el hombre recibirá el Premio cumpliendo una doble tarea: ser santo y hacer un Mundo Ideal. El Premio del Cielo se consigue por el amor a Dios (esto hay que tenerlo bien claro) pero sin olvidar que estamos en este mundo para realizar una tarea: la edificación de un Mundo Ideal.

Mundotecnia

La construcción de un mundo ideal es un mandato de Dios (Génesis) y, también, una aspiración de toda la Humanidad y de todos los tiempos. Es por ello lo de la necesidad de la Mundotecnia, es decir, de la ciencia de la construcción de un Mundo ideal.

La Mundotecnia hunde sus raíces en el segundo mandamiento fundamental, el amor al prójimo, que no debe entenderse, como es frecuente, en hacer sólo el bien personal, sino también en el de crear un entorno: el Mundo Ideal.

El padre de Bernabé propone fundamentos, principios, normas, medidas prácticas… sobre esta transcendental ciencia.

Heptalogía

Cuando le preguntaron al Señor cuál era el principal mandamiento, no respondió “describirás a Dios” (Teología), sino “amarás a Dios” (Heptalogia). En consecuencia, ésta ha de ser la principal materia de instrucción y objetivo para todo cristiano; sin embargo, esta enseñanza está suplantada por la Teología. En efecto, basta ver los programas de formación de las distintas instituciones, o escuchar, por ejemplo, por la televisión los sermones de las misas de toda España, incluso de las más altas jerarquías, y siempre se encontrará este mismo defecto. Se podrían citar otros casos, como por ejemplo, las cualidades que se exigen para ser obispo o para ocupar cátedras importantes en las universidades católicas, etc., pero lo dicho es suficiente para entender que la Iglesia está llena de teologías y teólogos hasta tal punto que para expresar su pensamiento el P. De Bernabé ha tenido que inventar la palabra Heptalogía, palabra que hace referencia a las siete etapas de la vida espiritual de las que habla Santa Teresa. Ambas ciencias son inseparables, pero la Heptalogía (amor a Dios) es la principal, y la Teología (descripción de Dios) su auxiliar.

Tipología vs. Espiritualidad
Visitando a las RRMM Jerónimas

El conocimiento de uno mismo es base fundamental para la vida. Cualquier actividad que se quiera realizar, cualquier empresa que se quiera abordar, siempre nos encontraremos con que el éxito de la misma depende en gran parte del conocimiento que se tenga de uno mismo. Y en el terreno espiritual los santos son el mejor ejemplo de personas que han llegado a alturas extraordinarias en el conocimiento de sí mismos. San Ignacio de Loyola fundamenta en este conocimiento los pilares de la perfección. La meditación consiste precisamente en eso: en profundizar en uno mismo.

La necesidad de conocerse es, pues, de siempre, lo que cambian son los medios. Y entre los medios actuales, probablemente, el principal es la Tipología (o Caracterología). El P. Miguel de Bernabé ha desarrollado una breve y práctica Tipología orientada a la felicidad de las personas y, especialmente, como ayuda en la vida espiritual.

El Arte de la Diversión

Para un seglar la diversión es parte muy importante de su vida. Durante la semana o el año se está ocupado por el trabajo, por las obligaciones..., pero es en el fin de semana o durante las vacaciones cuando el tiempo es "para uno mismo", para hacer lo que se desea, para satisfacer anhelos. Esto hace que la diversión tenga una gran influencia psicológica en las personas. La diversión “marca”, de ahí su gran importancia y, sin embargo, normalmente está en manos de comerciantes o, incluso, de gente sin escrúpulos. En qué se fundamenta la diversión, cuáles son las claves de una buena diversión, cómo divertirse mucho y bien, etc., es parte importante en la instrucción del cristiano seglar.

Apologética

Hay excelentes apologéticas, aún así el padre De Bernabé ha desarrollado varios estudios sobre este tema entre los que destaca la “Apologética de los diez minutos”, argumentación brevísima pero no por ello menos contundente. Y resalta el valor de la infalibilidad pontificia como prueba apologética.

Un modelo de comunitariedad seglar: el Gardendal
1997 Primer ensayo del Training Espiritual

Siendo en el cristiano esencial la comunitariedad (se trata nada menos que del Segundo Mandamiento Fundamental) pero muy distinto el modo de practicarla en ambos órdenes (el monástico y el seglar), es necesario presentar modelos de comunitariedad seglar. Aunque aún incipiente y conociendo que aún queda mucho por hacer podemos presentar un modelo de comunitariedad seglar: el Gardendal, con las siguientes características:

  1. Fundamento: los Compromisos del Bautismo
  2. Basada en el Orden Seglar
  3. Basada en la Espiritualidad seglar
  4. Basada en la Comunitariedad seglar. Es decir en el Segundo Mandamiento Fundamental, el Amor al Prójimo, que implica afecto, interés, frecuentarse, coeducación, actividades, etc.
  5. Tareas: Heptalogía y Mundotecnia, es decir: ser santos y hacer un Mundo Ideal.
  6. Sin otra vocación que la llamada del Evangelio a todos los seres humanos a ser cristianos.
Un modelo de Ejercicios Espirituales: el Training

Los Ejercicios Espirituales de San Ignacio han hecho y siguen haciendo un bien inmenso a la Iglesia y a millones de personas pero, después de quinientos años, los conocimientos, las circunstancias, cambian y es lógico buscar nuevas fórmulas. Así lo ha hecho el P. Miguel de Bernabé. “Comencé, dice, tratando simplemente de mejorar los Ejercicios de San Ignacio, pero se me ocurrieron tantas novedades, enfoques, etc., que aunque conservo mucho de ellos, ya no puedo honradamente decir que se trata sólo de una adaptación”.